Juego

Una de nuestras premisas es que lo que llamamos escuela sea un lugar que recordar con cariño. Un espacio en el que l@s niñ@s puedan desarrollarse de una forma libre y autónoma a través del juego y las relaciones sociales.

El juego es patrimonio de la infancia y lo es porque a través de ahí se desarrollan, crecen, es su herramienta. Ningún adulto sabe o puede jugar como un niño ni le proporciona las herramientas, propiedades y sabiduría que alcanzan ellos a través del juego. Sin obviar la parte sanadora que tiene en ellos. Precisamente por eso, hay que respetarlo y atender a sus necesidades, relaciones sociales, juego simbólico que aparezcan en él, siempre y cuando sea necesario.

Para ello, es fundamental que esta actividad de su día a día, como cualquier otra nuestra, se produzca de forma autónoma, libre e interviniendo lo menos posible. Es de suma importancia el que decidan a qué jugar y con quién ya que así podrán aprender lo que realmente precisan y cómo lo necesitan recibir en ese momento.Siempre refiriéndonos al juego como juego libre, sin ningún tipo de manipulación o intencionalidad nuestra ya que a esto se le llamaría actividad guiada.

Desde Alaire confiamos plenamente en las capacidades de los niños para aprender y desarrollarse. Esto nos lleva a un respeto básico de sus ritmos de aprendizaje. Nos centramos en la observación de cada niño o niña para conocerlo en profundidad y poder acompañarle de la forma más adecuada según su personalidad, carácter y forma de aprender e integrar. Igualmente importante es el conocer sus intereses y habilidades de cada momento concreto. Sabemos que los intereses en estas edades son muy amplios. Aunque después de algunos años de práctica y estudios hemos advertido que cada niño o niña tiene una forma particular de relacionarse con el entorno, los materiales y las personas.

Así, con esta observación “tuvimos” que profundizar en las inteligencias múltiples y otras metodologías como Montessori, Waldorf, teoría reichiana, libertaria, aprendizaje por proyectos, experiencias de aprendizaje. Nos dimos cuenta que teníamos que aprender distintas opciones si realmente queríamos dejar ser a cada cual en cada momento. Es decir, respetar las fuerzas vitales que los impulsan a un crecimiento en equilibrio. Son fuerzas que el niño o niña va organizando poco a poco dependiendo de lo que en ese momento “es de vital importancia”.

En este sentido, acompañar las emociones es fundamental. Las emociones son las que generan el aprendizaje. Según F. Mora, “sólo se aprende lo que nos llama la atención, lo que nos hace salir de la rutina y monotonía”. De ahí la importantísima relación con el juego y nuestra apuesta por él.

Es una gran responsabilidad atender a esta autorregulación haciéndolo de forma equilibrada, respondiendo a sus demandas intelectuales, emocionales y de cualquier índole. Por eso, nuestro trabajo personal como personas y profesionales adquiere gran valor.

La colaboración activa y mutua entre las acompañantes, madres y padres es básica para tal fin.

Síguenos

Si te interesa conocernos o enterarte de nuevas actividades pudes seguirnos en las redes sociales.

Twitter

https://www.facebook.com/Alaire2018 ?¿?¿

Cuenta con nosotras

Escuela libre/activa

  • Polígono Ganadero (Calle G), 10004 Cáceres
  • Provincia: Cáceres
  • 699 72 83 27 / 687 48 44 60 / 685 59 11 17
  • alairespaciolibre@gmail.com